Control de la presión de los neumáticos

/media/technologies/tyre_pressure_monitoring/intro_module/de/image_2.jpg
/media/technologies/tyre_pressure_monitoring/intro_module/de/image_1.jpg
Los sensores en el interior de los neumáticos miden la presión de inflado y la temperatura y advierten al conductor si la presión disminuye en uno o varios neumáticos; opcionalmente, el sistema puede mostrar la presión actual en el display.
El control de la presión de los neumáticos advierte al conductor durante la marcha si disminuye la presión de inflado en uno o varios neumáticos. A petición del conductor muestra además la presión actual de cada neumático en el display multifunción. Los neumáticos con una presión de inflado correcta se desgastan menos y, sobre todo, mejoran la seguridad. El control de la presión de los neumáticos puede ayudar a detectar la caída de presión en uno o varios neumáticos y, por consiguiente, a evitar en algunos casos consecuencias graves. Para ello, un sensor en el interior del neumático mide la presión y la temperatura. Los datos se envían de forma periódica por radio a una antena receptora situada en los bajos del vehículo, y de ahí a la unidad de control. Si lo solicita el conductor, el display multifunción visualiza la presión de cada neumático. Todos los neumáticos pierden aire por difusión a lo largo del tiempo. El dispositivo de control de la presión de los neumáticos advierte a tiempo al conductor para que corrija la presión de inflado. Si se detecta una caída repentina de presión durante la marcha brilla un testigo de advertencia amarillo y se visualiza un mensaje de advertencia para que el conductor pueda reaccionar.
1

Mayor seguridad de conducción y confort.

Disponibilidad en categorías de vehículos

Temas relacionados