Mercedes-Benz Intelligent Drive

Piloto automático de dirección

/media/filer_public/2016/01/11/intro_module_2_3.jpg
/media/filer_public/2016/01/14/intro_module_1.jpg

El piloto automático de dirección ayuda activamente al conductor a mantener el vehículo en el centro de su carril, tanto en rectas como en curvas ligeras.

Hasta una velocidad de 210 km/h, el sistema se orienta por las líneas delimitadoras de la calzada. Hasta los 130 km/h tiene también en cuenta los vehículos precedentes. De ese modo es posible guiar el vehículo si no existen líneas delimitadoras o si éstas no son inequívocas, como puede suceder al pasar por zonas en obras o en carreteras de varios carriles.

1

Ayuda al conductor a mantener su vehículo en el centro del carril.

Medios

Cerrar

Información detallada

/media/filer_public/2016/01/11/additional_information_module_1_3.jpg

Pueden haberse producido modificaciones posteriores a la producción de los vídeos e imágenes.

El piloto automático de dirección genera un momento de giro en el volante y ayuda así activamente al conductor a mantener el vehículo en el centro de su carril, tanto en rectas como en curvas ligeras. Para ello tiene en cuenta los vehículos precedentes y las líneas delimitadoras de la calzada. Para reconocer el propio carril se hace uso de una cámara estereoscópica instalada detrás del parabrisas, en el área del espejo interior.

El piloto automático de dirección puede generar asimismo momentos de giro al cambiar de carril y asistir de ese modo al conductor. El control activo de cambio de carril entra en acción en el momento en que el conductor acciona el intermitente para señalizar el cambio de carril, siempre que el sistema no reconozca la presencia de otro vehículo en el carril vecino.

El asistente activo de parada de emergencia entra en acción si el conductor no atiende a varios requerimientos de la advertencia inteligente «Hands-off» para que coloque de nuevo las manos en el volante. Este equipo frena el vehículo dentro de su carril hasta la detención si detecta que el conductor no conduce con atención de forma prolongada o que ha perdido el control sobre su vehículo.

El piloto automático de dirección está activo hasta una velocidad de 210 km/h. Este equipo forma parte de una nueva generación de paquetes de asistencia a la conducción, que facilitan la tarea del conductor mediante funciones parciales de conducción autónoma en carreteras y autopistas, aumentando así la seguridad y el confort de todos los usuarios de la vía.

1

Disponibilidad en categorías de vehículos

Temas relacionados