Sistema de frenos recuperativo

/media/filer_public/2015/03/19/overview_02_248x140.jpg
/media/filer_public/2015/04/02/overview_01_623x350.jpg

El sistema de frenos recuperativo basado en sensores de radar asegura una recuperación de la energía más efectiva gracias a la adaptación de la intensidad de recuperación a la situación concreta de marcha. 

La recuperación consiste en la conversión de energía cinética en energía eléctrica durante el proceso de frenado, y se traduce en un aumento de la autonomía del vehículo. A tal efecto, el sistema de frenos recuperativo asistido por radar utiliza los datos de determinados sistemas de asistencia a la conducción y ayuda al conductor a regular la distancia y la velocidad.

1

Más autonomía, más confort.

Medios

Cerrar

Información detallada

/media/filer_public/2015/03/19/additional-info_748x421.jpg

Pueden haberse producido modificaciones posteriores a la producción de los vídeos e imágenes.

La recuperación designa el aprovechamiento de la energía cinética al decelerar el vehículo. La base es un motor asíncrono que puede actuar como motor o como generador.

 

Al circular en régimen de retención (deceleración del vehículo al retirar el pie del acelerador) y al frenar se recupera energía eléctrica, que se emplea para cargar la batería de alto voltaje. El sistema de recuperación de la energía de frenado asistido por radar hace posible una recuperación energética especialmente efectiva. En función de la situación de marcha registrada, se intensifica y se prolonga la fase de recuperación o se conmuta al modo de planeo para ahorrar energía. Al mismo tiempo, facilita la tarea del conductor a la hora de regular la distancia y la velocidad.

Si los sensores de radar del asistente de frenado activo registran un vehículo que circula lentamente o que está frenando por delante del propio, el sistema de recuperación de la energía de frenado aumenta el momento de recuperación para reducir así la velocidad. Si, por el contrario, no detecta ningún vehículo, o bien localiza uno que se encuentra lejos o que está acelerando, el vehículo conmuta por sí mismo al modo de planeo sin recuperación. Esto resulta especialmente indicado en ciudad y en carreteras de circulación rápida ligeramente descendentes. A diferencia de una regulación automática de la distancia, el vehículo no puede acelerar de forma activa, y su capacidad de regular la distancia es limitada; el sistema únicamente opera cuando el conductor no acciona el pedal de freno ni el acelerador.

Al descender una pendiente muy pronunciada se refuerza la recuperación para moderar la aceleración. El efecto es similar a una reducción de marcha.

Si el asistente para señales de tráfico registra una limitación de velocidad, el sistema aumenta el par de recuperación en caso necesario para decelerar en consecuencia el vehículo.

Si el conductor desea regular por sí mismo la intensidad de recuperación, puede cambiar al modo manual mediante las levas de cambio en el volante. Dispone de cuatro grados de recuperación a elegir, desde el planeo hasta una recuperación intensa con curva característica deportiva del pedal acelerador:

  • D+ modo planeo, sin recuperación
  • D recuperación moderada
  • D- recuperación intensa
  • DAuto recuperación en función del estado del tráfico

 

Tirando brevemente de la leva de cambio izquierda o derecha, el conductor puede aumentar o reducir la recuperación, respectivamente. El nivel seleccionado se visualiza en el visualizador multifunción. Para volver a la recuperación con ayuda de radar (DAuto) no hay más que tirar de una leva de cambio y mantenerla unos instantes en esta posición. Con miras a asegurar el confort de conducción se ha limitado la intensidad máxima de recuperación.

1

Disponibilidad en categorías de vehículos

Temas relacionados