Freno PRE-SAFE®

/media/technologies/pre_safe_brake/intro_module/de/image_2.jpg
/media/technologies/pre_safe_brake/intro_module/cn_ZH/image_1.jpg
Si se detecta peligro agudo de accidente por alcance, el freno PRE-SAFE® advierte al conductor mediante señales ópticas y acústicas para instarle a que actúe.

El freno preventivo.

Medios

Cerrar

Información detallada

/media/technologies/pre_safe_system/additional_information_module/de/image_1.jpg

Pueden haberse producido modificaciones posteriores a la producción de los vídeos e imágenes.

Si se detecta peligro agudo de accidente por alcance, el innovador freno PRE-SAFE® puede advertir al conductor mediante señales ópticas y acústicas para que actúe. Si el conductor no reacciona, el freno PRE-SAFE® puede realizar una frenada autónoma con fuerza parcial, que constituye una señal háptica adicional para el conductor.

 

Si sigue sin apreciarse una reacción del conductor, el freno PRE-SAFE® puede iniciar una frenada a fondo poco antes del impacto, ya inevitable, para reducir considerablemente la gravedad de la colisión. Para ello trabajan conjuntamente dos sistemas de asistencia: el freno PRE-SAFE® y el servofreno de emergencia BAS PLUS que forma parte del Tempomat con regulación de distancia DISTRONIC PLUS. Estos innovadores sistemas inician determinadas acciones en las fracciones de segundo que preceden al momento calculado para el posible accidente por alcance: Unos 2,6 segundos antes: advertencia óptica y acústica de colisión. Si el conductor pisa el freno, BAS PLUS aumenta la fuerza de frenado en función de la situación. Unos 1,6 segundos antes y después de una advertencia acústica triple: si el conductor pisa ahora el freno, cuenta con la asistencia del servofreno de emergencia BAS PLUS, en función de la situación. En muchos casos, esto es suficiente para evitar el accidente. Si el conductor no reacciona, el freno PRE-SAFE® inicia automáticamente una frenada parcial con una deceleración máxima de 0,4 g, que corresponde a unos 4 m/s² y es equivalente a un 40% aproximadamente de la potencia máxima de frenado. Se activan además las funciones existentes de PRE-SAFE® en el interior (véase Sistema PRE-SAFE®). Unos 0,6 segundos antes: si el conductor sigue sin reaccionar, el freno PRE-SAFE® inicia una frenada a fondo autónoma con la máxima potencia de frenado, como única opción para reducir la gravedad del choque y aliviar de ese modo las secuelas del accidente. El sistema trabaja en una gama de velocidad de 30 a 200 km/h.

 

La moderna tecnología de radar puede ayudar a detectar un peligro inminente de accidente. Dos sensores de radar de corto alcance situados detrás del revestimiento del paragolpes delantero supervisan una zona de 30 metros por delante del automóvil con un ángulo de exploración de 80 grados. La generación más moderna del radar de DISTRONIC detrás de la parrilla del radiador cuenta con una técnica especial de rodillos y puede supervisar tanto la zona de largo alcance como la zona de medio alcance: hasta 200 metros con un ángulo de exploración de 18 grados a larga distancia, y hasta 60 metros con un ángulo de exploración de 60 grados a media distancia. Mientras el freno PRE-SAFE® advierte al conductor del peligro detectado con señales ópticas y acústicas, el servofreno de emergencia BAS PLUS calcula automáticamente la presión de frenado necesaria. Si el conductor pisa ahora el pedal del freno, le asiste con la fuerza de frenado necesaria, en función de la situación, hasta llegar a una frenada a fondo en caso necesario.

Si se frena con intensidad a una velocidad superior a 50 km/h o si se realiza una frenada de fondo con asistencia del servofreno de emergencia se activa la luz de freno adaptativa, que parpadea rápidamente y advierte a los conductores que circulan detrás con mayor eficacia que la luz de freno convencional. Si el vehículo llega a detenerse después de una frenada de emergencia, las luces de freno brillan de nuevo de forma continua. Si la velocidad antes de la frenada de emergencia era mayor de 70 km/h, se conectan además las luces intermitentes de advertencia.

En las pruebas de conducción realizadas en el año 2007 por ingenieros del ADAC (Allgemeiner Deutscher Automobilclub, 'Club de automovilistas alemanes') con el freno PRE-SAFE®, nivel 1 (frenada parcial autónoma), ha podido comprobarse que la «zona electrónica de deformación controlada» del freno PRE-SAFE® reduce la velocidad del impacto en 12,5 km/h. Por tanto, la colisión por alcance tiene lugar a una velocidad de 37,5 en vez de 50 km/h. Esto supone una disminución en un 30% de los esfuerzos que soportan los ocupantes de las plazas delanteras, e incluso en un 45% y de los que soportan los ocupantes de las plazas traseras.

Las mediciones actuales de los ingenieros de Mercedes-Benz muestran que la combinación de frenada parcial y frenada a fondo (freno PRE-SAFE®, niveles 1 y 2), es posible reducir la velocidad en hasta 30 km/h.

 

1

Disponibilidad en categorías de vehículos

Temas relacionados