PLUG-IN HYBRID

/media/filer_public/2015/09/24/overview_02_248x140.jpg
/media/filer_public/2015/09/24/overview_01_623x351.jpg

Un vehículo híbrido enchufable combina un motor de combustión interna con la propulsión eléctrica mediante una batería de iones de litio que puede recargarse en cualquier toma de corriente. Para trayectos urbanos se puede circular en régimen íntegramente eléctrico, mientras que en largos recorridos se disfruta de la gran autonomía que proporciona el motor de combustión interna.

En función de la situación de conducción, la propulsión eléctrica puede sustituir o secundar al motor de combustión interna. Posibilita además la recuperación de energía al circular en fase de retención o al frenar. El resultado es un mayor dinamismo y más eficiencia.

 

 

1

El futuro sin emisiones.

Medios

Cerrar

Información detallada

/media/filer_public/2015/09/24/additional-info_748x421.jpg

Pueden haberse producido modificaciones posteriores a la producción de los vídeos e imágenes.

El híbrido enchufable es una tecnología clave en el camino hacia la conducción sin emisiones directas en el futuro. En particular, la recuperación de energía encierra un gran potencial.

 

Gracias a una combinación anticipativa de ambos sistemas de propulsión, la estrategia de operación inteligente del híbrido enchufable garantiza automáticamente que la carga y descarga de la batería sea lo más eficiente posible. Para ello se tienen en cuenta el estado de carga y, en el marco de una estrategia de operación basada en el itinerario previsto, la topografía de la ruta calculada por el sistema de navegación. La estrategia de regulación hace, p. ej., que el nivel de carga de la batería descienda al mínimo posible tras ascender un puerto de montaña, a fin de poder recargarse al circular cuesta abajo. Se procura además llegar a la ciudad con la batería cargada al máximo posible.

La tecnología de híbrido enchufable ofrece cuatro modos de operación. En el ajuste estándar HYBRID se aprovecha óptimamente la capacidad híbrida del vehículo, en función de la situación y del recorrido previsto, con vistas a minimizar el consumo. E-MODE fuerza el modo completamente eléctrico, p. ej., en ciudad. En el modo E-SAVE se reserva la carga de la batería para poder circular en modo íntegramente eléctrico en un tramo posterior de la ruta. El modo CHARGE garantiza la recarga de la batería durante la marcha con ayuda del motor de combustión interna.

En algunas series, el acelerador háptico señaliza al conductor con un impulso doble cuándo debe levantar el pie del acelerador para activar el modo planeo o para recuperar energía cinética. Durante la conducción en modo eléctrico (E-MODE) un punto de resistencia en el pedal comunica al conductor el momento en que se conecta el motor de combustión interna. Si el cliente así lo desea, el flujo de energía se muestra en el cuadro de instrumentos y en el display central con independencia del modo elegido.

La transmisión del vehículo híbrido se basa en los avanzados cambios automáticos de Mercedes-Benz. Un embrague adicional integrado entre el motor de combustión y el motor eléctrico desacopla el motor de combustión durante la conducción en régimen eléctrico y ofrece la posibilidad de ponerse en marcha con el motor de combustión interna, en lugar del motor eléctrico, disfrutando de un mayor dinamismo durante el arranque. La interacción entre ambos propulsores se adapta a cada situación de conducción. Cuando el vehículo está parado, la función de parada y arranque ECO desconecta automáticamente el motor de combustión. El posterior arranque se realiza en modo exclusivamente eléctrico (Silent Start). Al acelerar, la función «Boost» proporciona potencia adicional, ya que el motor eléctrico secunda la acción del motor de combustión.

Como acumulador de energía eléctrica se emplea una batería de iones de litio refrigerada por agua que se puede recargar en bases de carga murales, postes de carga o tomas de corriente domésticas. Según el modelo de vehículo y el tipo de recarga, el tiempo necesario para recargar la batería oscila entre dos y tres horas. Circulando en modo íntegramente eléctrico, el híbrido enchufable cuenta con una autonomía de 30 km o más (según serie de modelos) y una velocidad máxima de 120 km/h.

1

Disponibilidad en categorías de vehículos

Temas relacionados