Mercedes-Benz Intelligent Drive

MAGIC BODY CONTROL

/media/technologies/magic_body_control/intro_module/de/image_2.jpg
/media/technologies/magic_body_control/intro_module/de/image_1.jpg
MAGIC BODY CONTROL combina las ventajas del tren de rodaje activo ABC (control activo de la suspensión) con la función ROAD SURFACE SCAN, una cámara estereoscópica que explora la superficie y las condiciones de la calzada por delante del vehículo.

De este modo se detectan las irregularidades en la calzada antes de sobrepasarlas. Así es posible adaptar la fuerza elástica de los conjuntos telescópicos para compensar casi completamente las ondulaciones del piso.
1

Confort y agilidad, también por calzadas en mal estado.

Medios

Cerrar

Información detallada

/media/technologies/magic_body_control/additional_information_module/de/image_1.jpg

Pueden haberse producido modificaciones posteriores a la producción de los vídeos e imágenes.

 MAGIC BODY CONTROL logra una síntesis singular de confort y agilidad. Esta función asegura una conducción serena y relajada, tanto sobre calzadas uniformes como en trayectos con asfalto en malas condiciones.

 

Este nuevo sistema se basa en el tren de rodaje activo ABC (control activo de la suspensión), que mantiene reducidos los movimientos de la carrocería. Puede regular la fuerza elástica de los conjuntos telescópicos de forma activa y selectiva para cada rueda. Esto permite amortiguar las vibraciones del vehículo y atenuar casi por completo las oscilaciones de la carrocería generadas al girar el volante, al frenar y al acelerar. Gracias a esta tecnología es más fácil mantener el vehículo en el centro del propio carril, incluso bajo condiciones de viento intenso.

 

El tren de rodaje detecta además el estado de carga del vehículo y adapta de forma automática la altura de la carrocería. Si es necesario —por ejemplo, al conducir en invierno—, puede aumentar la altura libre sobre el suelo en hasta 40 mm.

 

Una novedad es la función ROAD SURFACE SCAN: una cámara estereoscópica situada a la altura del retrovisor interior explora la superficie de la calzada por delante del vehículo y transmite los datos registrados a la unidad de control del tren de rodaje para su evaluación.

 

 

El tren de rodaje activo se adapta en fracciones de segundo a las condiciones de la calzada. El resultado es un comportamiento de marcha muy ágil, preciso y al mismo tiempo confortable, similar a la circulación sobre una calzada completamente plana.

1

Disponibilidad en categorías de vehículos

Temas relacionados