Mercedes-Benz Intelligent Drive

Intelligent Light System

/media/technologies/ils/intro_module/de/image_2.jpg
/media/technologies/ils/intro_module/de/image_1.jpg
Las cinco funciones de alumbrado permiten al sistema adaptativo de faros acomodarse automáticamente al clima, a la luminosidad del entorno y a las circunstancias de la conducción y mejorar la visibilidad y, con ello, la seguridad.
Este sistema aumenta por tanto la seguridad si las condiciones atmosféricas son adversas o si hay que conducir en el crepúsculo o durante la noche. El Intelligent Light System consta de faros variables con cinco funciones: luz para carretera y luz para autopista con dos niveles (ambas acopladas con los faros bixenón), luz antiniebla ampliada, luz de giro y luces activas.
1

Faros inteligentes.

Medios

Cerrar

Información detallada

/media/technologies/ils/additional_information_module/de/image_1.jpg

Pueden haberse producido modificaciones posteriores a la producción de los vídeos e imágenes.

Mercedes-Benz presentó a mediados de 2006 en la Clase E una novedad mundial en el campo del alumbrado: el Intelligent Light System.

Este sistema cuenta con cinco funciones diferentes de alumbrado, concebidas para situaciones típicas de conducción y climáticas, que aumentan claramente la visibilidad del conductor y contribuyen por tanto a evitar accidentes y a reducir el elevado riesgo de siniestros al circular de noche. El Intelligent Light System se combina con los faros bixenón disponibles como equipo opcional y representa con sus cinco funciones el más alto nivel de la técnica de alumbrado.

Técnica: rodillos giratorios en los módulos bixenón
Los dos módulos bixenón orientables integrados en las carcasas de los faros de la Clase E constituyen el componente central del Intelligent Light System. Como hasta ahora, los grupos ópticos se basan en el principio de los faros de proyección: es decir, la luz emitida se hace pasar por un sistema de lentes. Los nuevos faros adaptativos requieren mayor precisión, a fin de poder distribuir el haz luminoso de forma ideal en función de la situación. Para ello se monta en cada faro de la Clase E un rodillo giratorio, impulsado por un motor eléctrico, que influye sobre la distribución de la luz. Este rodillo asume diferentes posiciones, calculadas y programadas en la unidad de control para realizar las distintas funciones, incluyendo la circulación por la izquierda.


Las cinco funciones de alumbrado son:

- La luz de corto alcance, más brillante y de mayor alcance, sustituye a la luz de cruce de los faros convencionales
- La luz de largo alcance ofrece una visibilidad hasta 60% mayor y se activa en dos niveles
- La luz antiniebla ampliada asiste a los faros antiniebla en su cometido principal: lograr una mayor dispersión y una mejor distribución del foco luminoso para mejorar el alumbrado de los bordes de la calzada
- La función «luz antiniebla ampliada» se activa automáticamente si está conectado el piloto antiniebla y el vehículo circula a menos de 70 km/h
- La luz antiniebla ampliada se desconecta de nuevo si el vehículo supera la velocidad de los 100 km

La luz de giro se estrenó en el año 2004 en los modelos de la Clase C, CLS y SLK de Mercedes.
En la Clase E forma parte desde mediados de 2006 de las funciones de alumbrado del Intelligent Light System. La interacción de los faros bixenón con las luces antiniebla en el paragolpes aumenta la seguridad en cruces y en curvas estrechas. Si están conectados los faros principales del vehículo y el automóvil circula a menos de 40 km/h, las luces de giro se conectan automáticamente si el conductor acciona los intermitentes o gira el volante. En ese caso, las luces de cruce y la luz antiniebla alumbran la zona situada lateralmente por delante del vehículo: hasta un ángulo aproximado de 65° y un alcance de unos 30 metros. Además, la luz de giro se conecta al circular lentamente en curvas, a menos de 40 km/h, para que el conductor pueda reconocer mejor el trazado de la carretera.

Las luces activas, que Mercedes-Benz ofrece desde comienzos de 2003, fecha de su estreno en la Clase E, mejoran hasta un 90% el alumbrado de la calzada en curvas. En cifras concretas: en una curva larga de 190 m de radio, las luces activas mejoran la visibilidad del conductor en 25 metros en comparación con las luces de cruce convencionales. Las luces activas trabajan con la luz de cruce y con la luz de carretera. La unidad electrónica de control de las luces activas está integrada en el bus de datos de la Clase E, de manera que puede recibir informaciones actuales sobre el ángulo de giro, la velocidad de guiñada y la velocidad del vehículo. De ese modo, los módulos bixenón pueden seguir el giro del volante y bascular con rapidez hacia un lado al entrar en la curva. Mercedes-Benz ha mejorado la técnica de las luces activas y ofrece desde mediados de 2006 faros capaces de bascular lateralmente hasta 15° al tomar una curva: es decir, 3° más que hasta ahora. La ventaja: es posible iluminar mejor curvas estrechas.
El equipo opcional Intelligent Light System incluye las nuevas luces de carretera automáticas.

1

Disponibilidad en categorías de vehículos

Temas relacionados