HYBRID

/media/technologies/hybrid/intro_module/de/image_2.jpg
/media/technologies/hybrid/intro_module/de/image_1.jpg
La propulsión híbrida combina un motor de combustión con un motor eléctrico con batería de iones de litio. Esta combinación brinda alta potencia con un consumo ejemplar.

Potencia y eficiencia.

Medios

Cerrar

Información detallada

/media/technologies/hybrid/additional_information_module/de/image_1.jpg

Pueden haberse producido modificaciones posteriores a la producción de los vídeos e imágenes.

EL S 400 HYBRID de Mercedes-Benz es el primer modelo híbrido de serie equipado con una innovadora batería de iones de litio de alto voltaje, y es el campeón de CO2 de la gama de lujo.

En comparación con las baterías convencionales de níquel e hidruro metálico, la nueva batería posee una densidad energética mayor y un mejor rendimiento eléctrico, junto con dimensiones más compactas y un peso propio más bajo. Gracias a ello, en el S 400 HYBRID no disminuyen el espacio en el interior del vehículo ni el volumen del maletero.
El motor de gasolina V6 de 3,5 litros con mando variable de las válvulas ha sido actualizado y optimizado. Se ha aumentado el rendimiento térmico del motor y se han reducido tanto el consumo específico de combustible como las emisiones brutas a pesar del aumento de la potencia del motor en 5 kW (7 CV), hasta un total de 205 kW (279 CV).
El módulo híbrido, un motor eléctrico en forma de disco, asume también las funciones del motor de arranque y el alternador eléctrico. Además, este componente compacto amortigua con eficiencia las oscilaciones de torsión en la cadena cinemática y contribuye por consiguiente a reducir los ruidos y las vibraciones y a aumentar el confort.
La unidad de mando modificada de alto rendimiento adapta a la perfección el sistema de propulsión al tipo de circulación: ciudad, carretera, autopista o maniobras a baja velocidad, con lo que se mantienen el consumo y las emisiones al nivel más bajo posible.
El cuadro de instrumentos informa con una función separada sobre el flujo energético en el modo «boost» y durante la recuperación energética, así como sobre el estado de carga de la batería. El sobrepeso del sistema completo supone sólo 75 kilogramos. La tecnología híbrida del S 400 HYBRID cuenta con un sistema de seguridad de siete niveles.

 

Así trabaja el avanzado equipo de propulsión del S 400 HYBRID en la práctica.

PARADA ANTE UN SEMÁFORO: la función de parada y arranque apaga el motor siempre que el vehículo se detiene. Al reanudar la marcha, el motor eléctrico arranca de nuevo el motor de combustión de forma casi imperceptible, disminuyendo el consumo y las emisiones.

PUESTA EN MARCHA Y ACELERACIÓN: el llamado efecto «boost» asegura un desarrollo excelente de la potencia, pues el motor eléctrico compacto (motor de arranque/alternador) asiste al motor de combustión en la fase de aceleración, en la que el consumo es especialmente alto. Este motor desarrolla una potencia máxima de 15 kW (20 CV) y un par motor de arranque de 160 Nm a una tensión de servicio de 120 V.

RECUPERACIÓN: al decelerar, el motor eléctrico actúa como un generador, recuperando una parte de la energía cinética del vehículo. El motor eléctrico refuerza durante esa fase la acción del freno motor.

CARRETERA Y AUTOPISTA: el desplazamiento inteligente del llamado punto de operación del motor de combustión hacia una gama con menor consumo específico aumenta el rendimiento del vehículo híbrido al circular por carretera o autopista. Además, al circular por carreteras secundarias se suceden a un ritmo rápido las fases de aceleración asistida «boost», las fases de velocidad constante y las fases de recuperación. En función del perfil de la carretera, se dispone de una gran reserva de energía recuperada, que contribuye a reducir el consumo y las emisiones.

RODAR SIN PROPULSIÓN/DESCENSOS: también en estos casos se aprovecha cada deceleración en arrastre para activar la recuperación, en el momento en que el conductor levanta el pie del acelerador y entra en acción el freno motor.

RESUMEN: el concepto HYBRID de Mercedes-Benz combina alta potencia con un consumo ejemplar. Dentro de su clase de potencia en la gama de lujo, el S 400 HYBRID convence con emisiones de CO2 de sólo 186-191 g/km. El consumo de combustible es de 7,9-8,2 l/100 km (ambas cifras se refieren al ciclo normalizado europeo)*.

 


* Los valores de consumo y emisiones de CO2 indicados han sido determinados según el método de medición prescrito (Directiva 80/1268/CEE en su versión actual). Los datos no hacen referencia a un vehículo en particular y no forman parte integrante de la oferta, sino que sirven sólo para establecer comparaciones entre diferentes modelos.

 

 

 

1

Disponibilidad en categorías de vehículos

Temas relacionados