Llave digital del vehículo

/media/filer_public/2016/06/02/overview_02_248x140.jpg
/media/filer_public/2016/06/02/overview_01_623x350.jpg

Su teléfono móvil es ahora también la llave de su vehículo, con la ventaja de que no le será fácil extraviarla o dejarla olvidada. Si su smartphone cuenta con esta tecnología, sólo tiene que mantenerlo junto al punto de contacto ubicado en la puerta del conductor para desbloquear el vehículo con toda comodidad.

Para que la llave digital del vehículo funcione es necesario disponer de la tecnología NFC (comunicación de campo cercano) y dar de alta el servicio. Por su seguridad, el móvil sólo es reconocido a muy poca distancia del punto de contacto. Además, puede recargar su smartphone por vía inalámbrica en la consola central.

1

Desbloquear el vehículo sin llave física.

Medios

Cerrar

Información detallada

/media/filer_public/2016/06/02/additional-info_748x421.jpg

Pueden haberse producido modificaciones posteriores a la producción de los vídeos e imágenes.

La interfaz NFC está integrada junto a la manilla de la puerta del conductor. Gracias a un elemento de seguridad en la tarjeta SIM, su smartphone se convierte en un sistema de autorización de acceso y arranque cuando lo sujeta junto a la manilla. Funciona incluso si la batería del smartphone está descargada.

 

Con la llave digital del vehículo por NFC no tiene que sacar de casa la llave convencional. Cuando sube a su Mercedes, el teléfono se conecta automáticamente con el sistema multimedia y actúa como instrumento de entretenimiento y comunicación. El sistema manos libres se activa de forma automática por Bluetooth®. Si su smartphone es compatible con el estándar Qi, que permite la transmisión inductiva de energía, puede cargarse automáticamente y sin necesidad de cables en la bandeja portaobjetos de la consola central.

 

El uso de la llave digital del vehículo es gratuito durante los tres primeros años. Es necesario darlo de alta en Mercedes me. El uso de más de una llave digital, o la prolongación del uso de la primera llave digital después de los tres primeros años implican costes adicionales.

1