Mercedes-Benz Intelligent Drive

Control de ángulo muerto

/media/technologies/blind_spot_assist/intro_module/de/image_2.jpg
/media/technologies/blind_spot_assist/intro_module/de/image_1.jpg

El control de ángulo muerto supervisa las zonas que el conductor no puede ver directamente mediante los espejos retrovisores. Si reconoce la presencia de vehículos en esta área, visualiza un mensaje en el retrovisor exterior y, si se ha conectado el intermitente, emite además una advertencia acústica.

A menudo se producen situaciones de peligro debidas a que un conductor no reacciona, o lo hace demasiado tarde, a la presencia de otros usuarios de la vía «ocultos» en el ángulo muerto de su vehículo.

 

Por ángulo muerto se entiende cualquier zona que el conductor no pueda ver con ayuda de los espejos retrovisores interior y exteriores. Y es precisamente esta zona de peligro la que supervisa el control de ángulo muerto. Con la ayuda de sensores de radar de corto alcance, el sistema detecta a tiempo los vehículos que se encuentran en las zonas difícilmente visibles. Si el sistema registra la presencia de otro vehículo brilla un triángulo de advertencia rojo en el espejo retrovisor del lado correspondiente para advertir al conductor. Si se ha conectado o se conecta el intermitente, el triángulo luminoso de advertencia comienza a parpadear y se emite además una señal acústica formada por dos pitidos.

 

El control de ángulo muerto actúa a partir de una velocidad de 12 km/h. La zona de exploración se extiende unos 3 metros a ambos lados del vehículo y 5 metros por detrás de la zaga del automóvil. Los vehículos registrados que realizan una maniobra de adelantamiento se muestran tan pronto como entran en la zona de vigilancia. Por el contrario, los vehículos a los que se está adelantando se muestran con un retardo de 1,5 segundos tras entrar en la zona de vigilancia. De este modo se evitan advertencias molestas e indeseadas.

 

Es posible conectar y desconectar el control de ángulo muerto mediante el menú «Sistemas de asistencia a la conducción» en el cuadro de instrumentos. El acoplamiento de un remolque origina la desactivación del sistema, siempre que el vehículo esté equipado con un enganche para remolque Mercedes-Benz o un juego de cables para remolque Mercedes-Benz.

 

El control de ángulo muerto no exime al conductor de la obligación de conducir con precaución, pero puede contribuir a compensar sus errores de conducción.

1

Una mirada electrónica por encima del hombro.

Medios

Cerrar

Disponibilidad en categorías de vehículos

Temas relacionados