Mercedes-Benz Intelligent Drive

Ayuda activa para aparcar

/media/technologies/active_parking/intro_module/de/image_2.jpg
/media/technologies/active_parking/intro_module/de/image_1.jpg

La ayuda activa para aparcar busca huecos adecuados para estacionar el vehículo y asume de forma automática y precisa el movimiento del volante. El conductor puede limitarse a accionar el acelerador y el freno.

Aparcar como por arte de magia.

Medios

Cerrar

Información detallada

/media/technologies/parktronic_with_parking_guidance/additional_information_module/de/image_1.jpg

Pueden haberse producido modificaciones posteriores a la producción de los vídeos e imágenes.

Con la ayuda activa para aparcar de Mercedes-Benz, el vehículo busca automáticamente un hueco idóneo y, si el conductor pulsa el botón correspondiente, realiza automáticamente la maniobra de estacionamiento: el conductor puede limitarse a manejar el cambio, el acelerador y el freno.

Al circular a una velocidad inferior a 36 km/h, la ayuda activa para aparcar inicia la búsqueda automática de huecos para estacionar en línea o en batería. Si la velocidad es menor de 30 km/h, la ayuda activa para aparcar muestra una «P» y una flecha de dirección en el display del cuadro de instrumentos si ha encontrado un hueco de dimensiones adecuadas. En ese caso, el conductor se limita a acoplar la marcha atrás, aceptar la propuesta y no acelerar por encima de 10 km/h. La ayuda activa para aparcar se encarga de dirigir la maniobra. Es decir, maneja el volante, frena automáticamente el vehículo y muestra en el display las intervenciones necesarias del conductor, como cambiar de marcha. El conductor conserva el control durante el proceso completo y se limita a regular la velocidad con el pedal del acelerador y del freno. En pocos movimientos, el vehículo queda estacionado en paralelo a la dirección de circulación.

Si se ha estacionado el vehículo con esta función automática, la ayuda activa para aparcar puede desaparcarlo de nuevo de huecos en línea o en paralelo, asumiendo el control automático de la dirección y de los frenos.

Durante la maniobra de aparcamiento, diez sensores de ultrasonido de PARKTRONIC —seis en el paragolpes delantero y cuatro en el paragolpes trasero— miden la separación del vehículo hacia delante y hacia detrás. La unidad electrónica de control de la ayuda activa para aparcar procesa las señales de los sensores y calcula la trayectoria ideal para dirigir el vehículo al hueco para aparcar. A partir de estas informaciones, la servodirección electromecánica realiza los giros necesarios del volante con ayuda de su motor eléctrico. El sistema opera con máxima precisión: para estacionar es suficiente con que el hueco sea un metro más largo que el propio vehículo.

Si la distancia delantera o trasera con respecto a otros vehículos y obstáculos es insuficiente, el equipo PARKTRONIC advierte al conductor con señales acústicas y ópticas. 

Los sensores de ultrasonido de PARKTRONIC miden la distancia que existe respecto al vehículo delantero y el trasero durante el proceso automático de estacionamiento. El conductor conserva el control durante el proceso completo y se limita a regular la velocidad con el pedal del acelerador y del freno. En pocos movimientos, el vehículo queda estacionado en línea.

La ayuda activa para aparcar utiliza en total diez sensores de ultrasonidos: seis en el paragolpes delantero y cuatro en el trasero. También dispone de una unidad electrónica de control que procesa las señales de los sensores y calcula la mejor maniobra para estacionar el vehículo en el hueco disponible. A partir de estas informaciones, la servodirección electromecánica mueve el volante con ayuda de su motor eléctrico. El sistema opera con máxima precisión: para estacionar es suficiente con un hueco 1,2 metros más largo que el propio vehículo.

1

Disponibilidad en categorías de vehículos

Temas relacionados