Control activo de la suspensión ABC

/media/technologies/abc/intro_module/de/image_2.jpg
/media/technologies/abc/intro_module/de/image_1.jpg

El ABC compensa de forma eficiente las tendencias al cabeceo y al balanceo usuales de la carrocería al arrancar, al tomar curvas o al frenar, y estabiliza el vehículo frente al viento lateral.

El control activo de la suspensión ABC es, probablemente, el sistema de suspensión de mayor calidad disponible en el mercado. El ABC adapta automáticamente el tren de rodaje en función de la situación de marcha para optimizar el dinamismo de la conducción y el confort.

 

La función de estabilización frente al viento lateral integrada ahora adicionalmente en el ABC se activa al circular en rectas o en curvas suaves. La función de estabilización frente al viento lateral se desactiva si el conductor corrige la dirección con el volante de forma rápida y acentuada.

1

El sistema de suspensión de primera.

Medios

Cerrar

Información detallada

/media/technologies/abc/additional_information_module/de/image_1.jpg

Pueden haberse producido modificaciones posteriores a la producción de los vídeos e imágenes.

El control activo de la suspensión ABC con función de estabilización frente al viento lateral combina la suspensión activa con una amortiguación pasiva y permite conducir con el máximo dinamismo sin renunciar al confort.

 

Al igual que el sistema AIRMATIC, el ABC incluye una regulación de nivel integral con las mismas funciones.
Los cuatro conjuntos telescópicos están equipados con cilindros de émbolo buzo, controlados con ayuda de microprocesadores, que pueden compensar casi completamente los movimientos verticales, el balanceo y el cabeceo de la carrocería.

 

Para evaluar la situación durante la marcha, el microprocesador procesa numerosas señales de los sensores de aceleración transversal, de aceleración longitudinal y de aceleración vertical, así como de los sensores de presión de cada conjunto telescópico. La altura de la carrocería se mide con ayuda de sensores de nivel en los brazos de guía del eje delantero y del eje trasero. Las válvulas servohidráulicas convierten las señales de mando en un caudal de aceite, que modifica la posición de los cilindros de émbolo buzo.
El equipo hidráulico conectado al motor suministra una presión máxima de 200 bares a las válvulas servohidráulicas. Gracias a los acumuladores de presión, que garantizan la disponibilidad permanente del aceite a presión, el sistema ABC es capaz de reaccionar inmediatamente a los movimientos de la carrocería. Las válvulas de bloqueo integradas en los bloques de válvulas impiden que disminuya la altura del vehículo detenido. Un eficiente sistema de refrigeración y reserva de aceite completa la estructura del sistema hidráulico.

 

1

Disponibilidad en categorías de vehículos

Temas relacionados